Lol Tolhurst, miembro fundador del aclamado grupo The Cure presentó su libro “CURED – A Tale of Two Imaginary Boys” en Gramps en la ciudad de Miami

16976754_10155013864891798_2025943980_n

Por: Ricardo Altamirano

MIAMI, FL – La pasada noche del viernes 24 de febrero, Lol Tolhurst, miembro fundador y baterista de The Cure presentó su nuevo libro “CURED: The Tale of Two Imaginary Boys” en Gramps.

La historia de The Cure se inició en Crawley, una pequeña villa de Sussex. En el borrascoso 1977, en plena explosión punk, cinco muchachos de edades comprendidas entre los dieciocho y los veinte años pusieron en marcha una banda, Easy Cure, realizando sus primeros pasos en el mundo del rock. La formación, compuesta por Robert Smith (guitarra), Lol Tolhurst (batería), Michael Dempsey (bajo), Porl Thompson (guitarra) y Peter O’Toole (voz), tras algunas actuaciones en pequeños pubs de la zona, atrajo el interés de la compañía discográfica Ariola/Hansa, que les ofreció de inmediato un contrato. La banda aceptó, pero luego, intuyendo las intenciones especulativas de la compañía, decidió seguir otro camino. En la primavera de 1978, Easy Cure, tras haber perdido al cantante Peter O’Toole, y abandonados también por su segundo guitarrista, Porl Thompson, se convirtieron en un trío y abreviaron su nombre en The Cure. Una cinta de prueba con cuatro acerbas composiciones cantadas por Robert Smith, ‘Fire in Cairo’, ‘Boys don’t cry’, ‘10.15 Saturday nigth’ e ‘It’s not you’, comenzó a circular entre las compañías discográficas hasta llegar a las manos de Chris Parry, el mismo intrépido personaje que había integrado a The Jam y a The Banshees en la escudería Polydor.

16865107_10158025804680467_1008351737019723454_n

The Cure quedaron impresionados por el sincero entusiasmo de Parry y aceptaron su propuesta: grabar en una pequeña compañía discográfica independiente. El single de debut fue publicado por Small Wonder en diciembre de 1978. El tema principal es ‘Killing an Arab’, una canción que se inspira en el libro de Albert Camus ‘El extranjero’. El disco fue un éxito y conquistó el título de single de la semana en las páginas del semanario británico New Musical Express. Las primeras quince mil copias de ‘Killing an Arab’ se agotaron muy pronto, y, en febrero de 1979, Chris Parry decidió inaugurar el catálogo de la recién creada Fiction Records con una segunda edición. The Cure, entre tanto, grabaron en los Morgan Studios de Londres su fatídico primer álbum. El disco, que apareció en mayo de 1979, al término de una breve gira inglesa durante la cual presentaron todas las composiciones en él incluidas, se titula ‘Three imaginary boys’.

part1

En la cubierta campean un frigorífico, una aspiradora y un farol, mientras en la contraportada se descubre que para indicar las canciones del álbum, en lugar de los títulos, han utilizado símbolos gráficos. El álbum salió también en América, con título, cubierta y temas diferentes: con el título de ‘Boys don’t cry’, su cubierta muestra un estilizado paisaje africano con palmeras, desierto y pirámides, mientras que la diferencia sustancial está representada por cuatro temas distintos respecto a la versión inglesa. El disco, hipotético y divertido anhelo de conjunción entre beat y punk, a pesar de ser un tanto limitado, como casi cualquier inmaduro álbum de debut, logra concentrar la creatividad, la imaginación y la frescura de Robert Smith y compañía, que concluyeron el año publicando dos espléndidos singles, ‘Boys don’t cry’ (junio 1979) y ‘Jumping someone else’s train’ (noviembre 1979). Este último estuvo precedido por una gira escocesa durante la cual The Cure actuaron como teloneros de Siouxsie and The Banshees.

 

16990229_10155013936956798_716057363_o

Tras la aparición de ‘Jumping someone else’s train’, la banda se vio sacudida por fricciones internas. El bajista Michael Dempsey se unió a Billy McKenzie en Associates. Lo sustituyó Simon Gallup y, en diciembre de 1979, The Cure acogieron en su seno al teclista Mathieu Hartley, convirtiéndose en un cuarteto. Inauguraron 1980 con su tercera gira inglesa y su primera gira europea, y en abril del mismo año grabaron su segundo álbum, el melancólico y ensoñador ‘Seventeen seconds’, considerado uno de los discos cumbre de la new wave inglesa. El álbum, bastante más homogéneo que el precedente, está dominado por una atmósfera plomiza, con un tratamiento inquietante y una energía subterránea capaz de suscitar fuertes sensaciones. Canciones como ‘Play for today’ o ‘A forest’, de tenue melodía pero eficazmente hipnóticas, son joyas de rara belleza. Tras la publicación de ‘Seventeen seconds’, The Cure realizaron una gira mundial, recorriendo Estados Unidos, Europa y Australia.

Durante la noche del viernes, Lol Tolhurst revivió esos días iniciales compartiendo historias y anecdotas de una manera íntima en Gramps, y despues puso a los asistentes a bailar tomando control de los tornamesas el resto de la velada.

16992259_10158027428090467_7634266813695076788_o

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s